miércoles, 16 de diciembre de 2009

Los caciques de Tepexi de la Seda y sus descendientes a través de los testamentos (1798 -1799)

Patricia Cruz Pazos
Doctora en Historia de América
Universidad Complutense de Madrid
pcruzpazos@hotmail.com

INTRODUCCIÓN

Tepexi de la Seda (en la actualidad Tepexi de Rodríguez, Puebla) es uno de los muchos pueblos de indios que la Monarquía Hispánica fundó en el siglo XVI en el Virreinato de la Nueva España. Unos lo hicieron sobre asentamientos prehispánicos y otros, como es el caso que nos ocupa, se levantaron en nuevos espacios. El preexistente Convento de Santo Domingo de Guzmán (al que más tarde se añadiría la iglesia), administrado por los dominicos, decidió el lugar de congregación para una población que, hasta entonces, había residido a ocho kilómetros hacia el poniente, en el centro de Tepexi el Viejo.

El estatus de Tepexi como pueblo cabecera de una alcaldía mayor, una doctrinacurato y, sobre todo, una república de indios, determinó que fuera aquí, en el centro del poder regional de una jurisdicción integrada por treinta y dos pueblos de indios, donde se desarrollaran las historias y vidas de los miembros de la que fue su nobleza indígena.

Éstos, al igual que el resto de nobles que habitaron el virreinato, jugaron un papel clave en la estructura de poder que los españoles configuraron a su llegada a América: representaban el nivel local3. Es decir, eran los que ejercían un control directo sobre la masa de indios macehuales que, con su trabajo y tributos, contribuían al sostenimiento de la economía colonial.

En consecuencia, garantizaban la canalización de estos recursos hacia las altas esferas de la administración novohispana. Ellos eran conscientes de su importancia y, por supuesto, lo aprovecharon, unos con mejor fortuna que otros, para mantener o mejorar una situación privilegiada que, en la mayoría de los casos, ya ostentaban desde época prehispánica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario